29 may. 2010

FUGA DE ENTRAÑAS (Mariana Palova)


Hay que drenar las vísceras

Hay que sacarlo todo. Lo que tenemos dentro no siempre son intestinos, también podemos estar llenos de memorias, cartas, delirios e incertidumbre. Estas cargas pesan demasiado y las vamos arrastrando sin saberlo, haciendo más y más fatigosas nuestras vísceras. Se ven reflejadas cuando tropezamos al hablar, al expresar nuestras emociones y al mostrarnos al mundo, cuando tememos demostrar quienes somos en realidad.






1 comentario: