25 jul. 2009

Proyecto Maconha UN EXCELENTE CONCIERTO en Baúl




“Yo no sueño, mi vida es muy triste. Yo no quiero dormir, me quiero reventar…” Reza una de las letras de Proyecto Maconha, quien con ritmos divertidos, bailables, transversales… hace proclamas a un sistema en descomposición. Un sistema que exhibe la manera de vivir con los demás, el lenguaje falaz, el consumismo idiota, la represión innecesaria, la falta de sueño, la vida misma.

Cuando uno se enfrenta a este proyecto, el efecto es inmediato, Maconha hace gritar y bailar, desear que la música no acabe para expirar a través de ella todo lo que la cotidianidad nos arrebata: el placer, cínico placer de ser uno mismo. Entonces: cínicos, transversales, directos y divertidos, porque pese a la preocupación en las letras, no hay una sola gota de melancolía sino todo lo contrario: pura energía pa bailar. Un efecto colateral de la palabra Maconha, es decir, marihuana.

Esta agrupación no teme declarar su consentimiento a la legalización de esta hierba. Dubherbmann, el vocalista, explica que lo que se tiene en torno a la marihuana son más bien prejuicios y falta de información. “No hay porqué satanizar algo que, sabiendo manejar, puede lograr efectos buenos para la gente. En tiempos atrás se usaba con fines curativos, pero en la actualidad se piensa sólo de manera negativa”. Sin embargo, Dubherbmann también está de acuerdo en que hace falta un poco de cultura en cuanto a la forma de consumo de la marihuana y por ello Proyecto Macohna procura informar y cantar al respecto.

Monelp en la guitarra, Chino Man en el bajo, Stympi en el teclado, Dubherbmann, el vocalista y Dr. Shenka en los coros, integran un proyecto alternativo de Panteón Rococó, que durante 4 años han trabajado en formar un colectivo para generar nueva música con influencias del electro, rap, reggae, dub, break y jungle. El resultado: ¡pura buena vibra audiovisual!

Su presentación está acompañada de proyecciones audiovisuales llenas de color, a veces documentales, a veces voces proféticas que exhiben a un mundo en descomposición; a veces, simplemente repeticiones de Maconha, para lograr el efecto anímico de la hierba misma.

De nueva cuenta Baúl hace de las suyas con esta banda reconocida y rechida en el ambiente musical. Y aunque la afluencia fue poca (¿por qué no fueron chavos de Toluca?), el buen ambiente estuvo garantizado.

Por: Brenda Peralta, x7.

BAÚL, del Foro a la Luz

No hay comentarios:

Publicar un comentario